Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. OK | Más información
 
Web Oficial del Club Baloncesto Majadahonda
 

Resultados y Crónicas


PATROCINADORES


      

 

Preinfantil Naranja Masculino
7/3/2020
2ª Fase
CBM 62
GSD LAS SUERTES 42
62. CBM
42. GSD LAS SUERTES

Este sábado nuestros chicos del Preinfantil Naranja tenían un partido importante por jugar después de haber tenido una semana muy buena e intensa de entrenamientos, en donde cada integrante del equipo había ofrecido el 110% de lo que tenía. Nos jugábamos el primer puesto contra GSD Las Suertes, equipo que había ganado los demás encuentros que habían tenido, al igual que nosotros.

El primer cuarto empezó con mucha intensidad, con un ritmo muy alto, lo que nos castigó en defensa e hizo que permitiésemos más canastas de las debidas por algunos despistes. Aún así, en ataque estábamos haciendo bien nuestro trabajo a pesar del poco acierto.

El primer tiempo terminaba con una desventaja de 9 puntos, 8-17 en el marcador.

Aún así, el equipo tuvo clara la idea de que no se iba a dejar de competir hasta el último segundo, que había cosas que arreglar en defensa y que en el ataque ya funcionarían las cosas mientras siguiésemos concentrados.

Y así fue, ya que la defensa mejoró mucho, en donde los 5 hombres que había en pista estaban pendientes de todas las ayudas que podíamos sacar para ayudarnos los unos a los otros. Esto nos permitió transiciones muy rápidas, y sumado al aumento del acierto en el ataque en estático, nos fuimos con un parcial de 19-7 en el marcador. 3 arriba al descanso.

La segunda parte comenzó con la misma intensidad que la primera, pero con mayor concentración en cada paso que se daba. Supimos cargar muy bien el rebote y pulir los fallos que cometíamos (cada vez menos) defendiendo nuestra canasta, lo que nos permitió irnos con un resultado de 39-29 al último cuarto.

Aquí el equipo no se tranquilizó, sabíamos que un parcial malo o unos despistes tontos podrían ponernos difícil la victoria.

Esto no provocó ningún nervio en el equipo, sino más ganas de jugar esos 10 últimos minutos a cerrar el partido de una forma tranquila. Y aquí es donde se demostró todo el trabajo de esos chicos durante la temporada. Las cosas empezaron a salir del todo bien, en ataque estábamos fuertes tanto en transición como en estático, y en defensa cada miembro del equipo se implicaba en todo lo que podía.

Esto nos llevó a cerrar los últimos 10 minutos con un resultado de 23-13, lo que reflejaba un 62-42 en el marcador final. La victoria era nuestra.

Este partido muestra que la frase de “Se juega como se entrena” es totalmente verdadera. Cuando estás acostumbrado a entrenar al 110%, estás acostumbrado a darlo todo a la hora de la verdad. Todo trabajo tiene su recompensa.

¡Bien jugado, chicos!