Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
 
Web Oficial del Club Baloncesto Majadahonda
 

Resultados y Crónicas


PATROCINADORES


      

 

Cadete Naranja Femenino
30/9/2018
1ª Fase
CBM 62
UB VILLALBA 55
62. CBM (21+3+10+28)
4. Adriana (2), 5. Bea (9), 6. Paula (-), 7. Elisa (2), 9. Geno (2), 10. Aitana (7), 11. Blanca (-), 15. Laura (), 23. Celia (13), 32. Aleja (22), 52. Erica (5)


55. UB VILLALBA (18+12+12+13)

Una semana más tarde de lo previsto comenzó la temporada el Cadete Femenino Naranja, y lo hizo con un partido muy duro, que se puso muy cuesta arriba pero en el que supimos mantenernos primero y remontar después.

El comienzo del partido fue un golpe de realidad, una bienvenida a lo que será la categoría cadete especial. A base de ritmo y muy buen juego, las visitantes cogieron una pequeña ventaja inicial, demostrando que esto ya va en serio. Dos triples consecutivos igualaron el marcador, pero la carrera de fondo acababa de comenzar.

El primer cuarto fue un toma y daca constante, un choque de estilos y perfiles similares que se tradujo en un intercambio de canastas. Alguna acción individual puntual decantó ligeramente la balanza a nuestro favor (21-18), pero quedaba todavía mucha tela que cortar.

De hecho, ese mismo ritmo que nos pilló por sorpresa al inicio del partido, pasó algo de factura a lo largo del segundo período, en el que sufrimos bastantes momentos de atasco. Atacar el aro se hizo bastante cuesta arriba, y las veces que llegábamos la pelotita no entraba. Aunque nuestra defensa mejoró bastante, los escasos 3 puntos anotados nos dejaron con un peligroso 24-30 en contra.

El tercer cuarto fue más de lo mismo. Las soluciones aparecían con cuentagotas, y el tiempo corría en nuestra contra. La intensidad subió otro punto, lo que nos costó algunos problemas de faltas. La nota positiva es que pese a todas las trabas no nos fuimos del partido; el partido estaba cuesta arriba, pero el 34-42 no era (todavía) inalcanzable.

Los primeros minutos del último período no hacían presagiar el vendaval que se avecinaba. Tras un par de minutos más de tensión e igualdad, el pie apretó a fondo el acelerador y metimos dos marchas más. A base de defensa, contraataque y una espontánea lucidez dimos la vuelta al partido en un visto y no visto, y una vez recuperamos el control del marcador, ya no se nos escapó. Manteniendo la intensidad y la cabeza supimos incluso conseguir una diferencia de 7 puntos que supone un pequeño colchón de cara al partido de vuelta.

Aunque a punto estuvimos de llevarnos un susto, este tipo de partidos sirven para ser conscientes de lo que nos espera esta temporada. Sin trabajo, esfuerzo y concentración cualquier partido va a ser muy complicado. Lección aprendida.