Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
 
Web Oficial del Club Baloncesto Majadahonda
 

Resultados y Crónicas


PATROCINADORES


      

 

Infantil Naranja Femenino
28/10/2018
1ª Fase
TRES CANTOS "B" 35
CBM 60
35.TRES CANTOS "B" (8+10+4+13)






60. CBM (20+11+13+16)
5. Clara (6), 7. Alina (7), 8. Claudia (11), 11. María (8), 12. Valeria (14), 13. Lola (8), 16. Amanda (2), 30. Sara Jaspe (4), 55. Gema (-)

Si la semana de entrenamientos es buena, es más fácil que las cosas salgan en los partidos. Si la importancia del partido hace que las jugadoras salgan al campo enchufadas y con la mentalidad adecuada, es más probable que las decisiones y las sensaciones en el campo sean buenas. Y si las niñas llegan a la pista sonrientes y con confianza, sabes que se avecina un buen encuentro.

Todo eso se juntó en Tres Cantos el pasado (y frío) domingo.

A partir de una gran intensidad defensiva, un ataque que progresa pasito a pasito y un nivel muy alto de concentración, nos llevamos un partido importante de cara a nuestro objetivo de acabar la fase en plata. Y nos lo llevamos de forma contundente y jugando bastante bien.

Tomamos el mando del encuentro desde el inicio, cerrando primero el camino a nuestro aro (2 puntos encajados en los primeros 4 minutos, 8 en el período) y encontrando nuestras oportunidades de anotar después, con 20 tantos en solo diez minutos. Aunque Tres Cantos tiene jugadoras con talento, esta vez se notó el año de diferencia, especialmente al inicio del encuentro.

En el segundo período las piernas nos pesaron un poco. Nuestra rotación se vio mermada con las ausencias de Ruth y Sarita, el campo se nos hizo un poco largo y las locales consiguieron correr. Pese a todo, supimos ser solventes en nuestro peor momento del encuentro, manteniendo el tono defensivo, y con él la distancia en el marcador (18-31).

La salida del descaso nos dio un poco más de aire, y aprendiendo por fin la lección de anteriores jornadas, empezamos a mostrar las virtudes del juego en equipo. Las locales subieron la intensidad e intentaron ser más agresivas, a lo que respondimos compartiendo y moviendo el balón con paciencia, encontrando canastas sencillas y varias oportunidades de contraataque. La defensa siguió a gran nivel, y el 22-44 al final del tercer cuarto dejó el partido visto para sentencia.

El último período estuvo marcado por las imprecisiones. La tensión competitiva se redujo, provocando más errores y desajustes por parte de ambos bandos. En consecuencia, los últimos diez minutos fueron de ida y vuelta, con un intercambio constante de canastas y más ritmo que criterio. Esto favoreció la generosidad mostrada en el cuarto anterior a la vez que aumentaba un poco más la diferencia en el marcador, así que fue una buena forma de acabar un encuentro serio y consistente.

Así cerramos la primera vuelta con un 3-2 que nos deja con buenas sensaciones. Más allá de lo cerca que queda el objetivo que nos hemos propuesto, el trabajo y esfuerzo del equipo está dando sus frutos, la mejora se ve día a día y el grupo está cada vez más compenetrado. Y eso es lo más importante, pues es garantía de que quedan muchas más alegrías por llegar.